Cómo decorar un cuarto de baño para niños

Cómo decorar un cuarto de baño para niños

El momento en el que los pequeños de casa tienen que aprender a hacer sus necesidades por sí mismos y en el cuarto de baño en el que todos lo hacemos es algo realmente importante para su vida, por ello tenemos que tratar de que la experiencia sea lo más cómoda posible y una de las mejores formas de hacerlo es acondicionar esta habitación de forma que se sientan completamente identificados y prácticamente dueños del espacio; nosotros te daremos ideas para lograrlo y aligerar esta tarea.

Colores vivos y decoraciones discretas

Lo primero que puedes hacer es pintar las paredes de colores llamativos e interesantes, casi como si fuera el sitio educativo al que los chicos asisten y si a su edad ya tienen alguna clase de color favorito que has logrado notar por sus actitudes, aunque todavía no lo puedan expresar, lo ideal sería que este color predomina en las paredes para que se sientan mucho más cómodos; puedes pintar las paredes de dos colores diferentes e incluso tres si lo deseas, siempre y cuando te asegures de que el cuarto se mantenga con un sentido de amplitud gracias a los colores claros y encendidos.

En cuanto a las decoraciones, ya tienes que saber cuáles son las cosas que a tus pequeños les gusta y en base a ello puedes agregar pequeñas figuras de autos, animales, juguetes o cualquier cosa que les llame la atención y les haga sentir bien; si el espacio de la ducha es como los diseños de NaranjoDecoracion entonces puedes aprovecharlo y poner sobre el video pegatinas de peces, algo que ellos siempre asocian en su mente al agua y se sentirán mucho más cómodos en cualquier actividad que tengan que hacer en el cuarto de baño, no sólo sus necesidades, sino que también cuando sea momento de que se bañen ahí.

Murales

Esta es una forma de decoración de cuartos de baño especialmente recomendada para los niños más pequeños, porque se sentirán mucho más ambientados; una de las mejores formas que puedes encontrar es una pradera, con pequeñas montañas, pasto totalmente verde, árboles y de ser posible algunas casas, un radiante sol, el cielo color celeste encendido y por supuesto, un par de vacas pastando o algo por el estilo.

Al igual que en el caso anterior, si conoces que tus hijos tienen especial fascinación por algún tipo de paisaje o algo parecido entonces puedes hacer este mural; hay muchas opciones posibles, podría ser una pequeña parte del polo Sur llena de pingüinos, el cielo con algunos aviones, un lindo jardín y prácticamente cualquier cosa que sepas que los hará sentir más cómodos.

Mantelería y toallas

Si piensas que es excesiva la idea de hacer un mural e incluso no quisieras pintar de diferentes colores tu cuarto de baño porque con blancos más amplio, puedes hacer que la cortina impermeable, las de las ventanas y las toallas que permanecen ahí, sean de colores encendidos para que le den ese toque interesante a la habitación y se sientan más juguetona.