Mantén tus uñas impecables

people-2583493_1920

Mantén tus uñas impecables

Es importante que mantengas tus uñas siempre presentables, unas uñas mal cuidadas dicen mucho de tu personalidad. Por más que andes bien trajeada, bien calzada y bien peinada, aunque te apoyes en accesorios costosos y lleves un perfume fino, si tus uñas tienen mal aspecto, todos los demás cuidados los habrás minimizado.

En todo momento, Mantén tus uñas impecables porque las uñas hablan por sí solas. Puedes llevarlas largas, medianas o cortas, pero nunca sucias o manchadas. Si no te gusta usar esmalte o tu profesión no te lo permite como sería el caso de las religiosas o personas muy recatadas, por lo mínimo debes tenerla limadas e impecablemente limpias.

Hay personas que tienen el mal hábito de comerse las uñas, esto aparte de ser anti higienice,  va deformando los dedos hasta ponerlos cabezones por falta de uña. Esto da muy mala impresión; sobre todo si ésta persona tuviera que manipular alimentos o cualquier otra cosa con las cuales tu tuvieras que tener contacto directo.

Si una persona tiene la mala costumbre de comerse las uñas y tuviera que curarte una herida, maquillarte, hacerte una limpieza de cutis, tomarte unas medidas para un traje, o entregar algo en tus manos, debes estar alerta. En este caso su saliva puede ir a parar a tu cuerpo y con ellas todos los microbios que ésta persona pudiera tener encima, desde un simple catarro hasta una hepatitis o yendo mas lejos hasta un SIDA.

No es que querramos exagerar, pero la verdad sea dicha, analiza bien lo que tratamos de explicar y date cuenta de lo fácil que sería contraer una enfermedad a través de las uñas desaseadas de una persona que tenga que ver con tu entorno familiar o laboral. En estos casos ¡habla!, es preferible perder un amigo que perder la salud. Si la persona es inteligente, te lo agradecerá, porque ella también podría perder una buena amistad.

¿Cómo mantener tus uñas impecables?

Si no tienes buena vista o no tienes suficiente habilidad, sería bueno al menos una vez al mes, visitar a tu manicurista para que te corte las cutículas y te corte y lime las uñas para darles forma y quitar las irregularidades. Cuando hablamos de uñas, no olvidemos que también debes incluir las uñas de los pies.

Luego de limpiarlas con los instrumentos adecuados, se procede exfoliarlas y al menos pulirlas para darles una buena apariencia en caso de que no acostumbres utilizar esmaltes. En caso de utilizar esmaltes, debes comenzar por una buena base protectora de color blanco. No se debe aplicar un color directamente sobre la uña para que este no cambie su tonalidad.

 

Luego de aplicar dos capas del color elegido, se procede a aplicar un brillo protector y finalmente una capa de secante rápido para evitar que se te estropeen en caso tener que realizar algún trabajo manual al poco tiempo de pintadas. Para las personas que gustan de usar esmaltes de colores, existen también una gran variedad de modelos que puedes conseguir en catálogos o  en revistas especializadas en la materia.