Patinaje: Un deporte ideal para aprender con un niño

Patinaje Un deporte ideal para aprender cuando un infante

El patinaje tiene años existiendo hasta inclusive concursos de patinaje artístico. Pero en esta ocasión tocaremos el tema del patinaje enfocado en los niños.

Cuando se es infante es la edad perfecta para aprender a patinar porque los niños son más aventureros y se atreven a lanzarse sin temor a golpearse. Existen los patines de una sola fila de ruedas y los patines de cuatro ruedas estos últimos son recomendados cuando se quiere comenzar a aprender a patinar, usualmente lo ocupan los más pequeños debido a la gran estabilidad que les da al estar en pie.

Siguiendo unos prácticos tips y veras que fácil es aprender este deporte.

Quiero aprender a patinar: Tips

  1. Antes de comenzar esta experiencia lo más importante es la seguridad. Colócale un casco, rodilleras y protección para los codos antes de empezar; está más que seguro que el niño se caerá en varias ocasiones y predecir la manera en como lo hará es imposible, por ello, a necesidad e importancia de colocarle toda protección necesaria que requiera para poder practicar el patinaje.
  2. Es muy importante que tus patines sean de tu talla. Debes sentirte confiado, por lo que, si te pones unos que no lo sean; o puedas que sientan un constante tambaleo o simplemente no los aguantes. Un buen control de los patines es de suma importancia porque de esa manera reduces las posibilidades de poder sufrir un accidente.
  3. Como se mencionaba anteriormente, cuando se desea aprender a patinar el tipo de patín que se recomienda, no es el mismo para todas las edades. Para los niños patines de cuatro ruedas, cuando este sepa manejarlos muy bien, puede comenzar a usar los recomendados para los adultos, patines de una sola línea.
  4. Luego de estar familiarizado con la sensación de estar en unos patines, el siguiente paso es comenzar a andar. Es preciso explicar que nada más es necesario realizar el mismo movimiento de pies que cuando uno anda normal sin patines; siguiendo el movimiento poco a poco se comenzara a avanzar. Pero cuidado al momento de frenar, los frenos de los patines están ubicados al frente de estos, de manera que si se frena con los dos patines sufrirás una fuerte caída por eso, solo se debe de frenar con un patín y con el otro sostener el equilibrio para evitar caerse.
  5. Luego de haber explicado al niño como realizar los movimientos, supervísalo que no se vaya a caer. Comienza con movimientos suaves para que no agarre mucha velocidad, lentamente ira avanzando logrando que el niño agarre confianza y por sí solo, seguir avanzando a una velocidad en la que se sienta cómodo.
  6. Cuando observes que ya ha agarrado confianza, puedes llevarlo a una superficie diferente a la que está acostumbrado. Familiarizarse con diferentes terrenos lo hará un mejor patinador.
  7. Po último recuerda, que la constancia te convertirá cada día en un mejor patinador, se valiente y no temas caerte. Todo es parte de la experiencia.