Qué es una centralita telefónica

que-es-una-centralita-telefonica

Si formas parte o eres dueño de una empresa que está creciendo eso significa que en algún momento has escuchado a alguien hablar al respecto de centralitas telefónicas y te han dicho que en algún momento, más temprano que tarde, necesitarás una; ¿qué tiene que ver con el crecimiento de la empresa? ¿Qué tan costoso es? ¿Cuántas opciones tengo? Todas las preguntas que surgen en tu mente intentaremos responderlas a continuación.

Una herramienta de comunicaciones

Si alguna vez has llamado a un amigo tuyo que trabaja en un edificio con cientos de oficinas, seguramente te pidieron que marques un “número de extensión” luego de llamarle buen el mejor de los casos, te das cuenta de que todos los números de la empresa son parecidos, sólo algunos al final cambien; podríamos decir en resumidas cuentas que una centralita telefónica es eso, el sistema que permite que todos los miembros de una empresa puedan comunicarse sin problemas de manera interna y que por supuesto, también permite el mismo tiempo que estos tengan la posibilidad de comunicarse con líneas externas convencionales también cuando sea necesario.

En los últimos años las centrales telefónicas han experimentado un fenómeno interesante en cuanto al cambio de sus precios, esto gracias a que las empresas que proveen este servicio y construyen dichas centrales son cada vez más y por consiguiente buscan bajar sus precios para ser competitivas en el mercado; eso ha hecho que incluso hogares convencionales puedan tener centralitas IP o centralitas PBX para suplir este tipo de necesidades.

Los tipos de centralitas telefónicas

Los dos nombres que luchaste es al final de nuestro párrafo anterior son precisamente los más convencionales de centralitas que se encuentran, siendo la más antigua de estas la de tipo PBX, que consiste básicamente en una red telefónica que se conecta de manera directa a la red pública de telefonía nacional, esto por medio de sus propias líneas troncales y de forma completamente autónoma; lo que se logra con este tipo de conexión y por supuesto con los permisos respectivos que estas compañías tienen es que todas y cada una de las llamadas que entran y salen de la empresa que utiliza este servicio y que contrató la centralita, son de única y exclusiva propiedad de la misma.

Cuando una llamada pasa por medio de una centralita telefónica de cualquier tipo, esta pertenece a la empresa contratante y no a quien ofrece el servicio de centralita, ni tampoco a la red pública de telecomunicaciones, a pesar de que la centralita esté conectada a ella para efectos de poder comunicarse con el exterior sin problemas.

Luego tenemos la centralita IP, también conocida por muchos como VoIP, que provee el mismo servicio pero a diferencia de la anterior lo hace enviando los datos de comunicación por medio de Internet, con la tecnología conocida precisamente como Voice Over IP o Voz Sobre IP; esta cumple muy bien con las mismas necesidades que la anterior y tiene mejores aplicaciones para telefonía móvil, pero requiere que la conexión a Internet sea impecable.