Yo no quiero 29

Anuncio

Ni yo, ni el El director general de laFederación Mundial de Anunciantes, Stephan Loerke.

Según Stephan Loerke, la directiva de Televisión sin Fronteras y la de los Medios Audiovisuales son claras: ‘no debe haber más de 12 minutos de publicidad en televisión por hora y la telepromoción no debe incluirse en ese tiempo’. En España la publicidad dobla la cantidad de publicidad autorizada por la legislación europea. En países como Francia, Reino Unido, Alemania y Bélgica el máximo de publicidad por hora es de 12 minuntos.

Y es que los anunciantes saben que en estos límites se diluyen sus mensajes y disminuye la capacidad de conversión en compra. Porque si antes tenías tiempo de ir a la nevera a por un refresco o al baño a cumplir con las necesidades fisiológicas propias de los animales, con el nuevo límite (más bien la ausencia del mismo) tendremos tiempo de terminar el sudoku del periódico o terminar de leer Guerra y Paz. Los audímetros de Sofres seguirán declarando que la gente está frente al televisor cuando realmente aprovecharán para bajar al perro, lavar el coche o terminar la maqueta del buque escuela Juan Sebastián Elcano.

Pongamos esta situación junto al duopolio imperante si se fraguan las fusiones de Tele 5 y Cuatro y Antena 3 y La Sexta y tendremos a muchos perjudicados (los espectadores y los anunciantes) y dos beneficiados: las televisiones y los fabricantes de maquetas del Juan Sebastián el Cano.

De momento, ayer se suspendía la sesión que debía aprobar el texto en su estado actual y se aplaza hasta el 7 de enero el tratamiento de las 600 enmiendas al texto.

Confiemos en que el período vacacional ilumine a Sus Señorías y si no es así que la Comisaria de la Sociedad de la Información tome cartas en el asunto.